REFLEXIONES SELECTAS 2 BY OSHO

22 11 2006
Por qué nunca estoy satisfecho con lo que soy y con lo que la
existencia me ha otorgado? Siempre estoy bus­cando algo mejor
para hacer, ser otra persona; cuando alguien tiene más que yo,
quiero tener más que él. Como dice el refrán, «la hierba siempre
está más verde del otro lado de la valla». ¿A qué se debe esto?

 

  Esto se debe a que te han confundido. Has sido dirigido ha­cia un lugar distinto al que la naturaleza había pensado para ti. No estás yendo hacia tu propio potencial. Estás intentando ser lo que los demás quieren que seas, pero esto no te puede satisfacer. Cuando no es satisfactorio, la lógica dice: «Quizá no sea sufi­ciente; toma un poco más.» Entonces, sigues buscando; empie­zas a mirar a tu alrededor. Todo el mundo aparece con una más­cara sonriente, feliz, porque todo el mundo está engañando a los demás. Tú también te presentas con una máscara; los demás creen que eres más feliz. Y tú te crees que ellos son más felices.

    La hierba parece más verde al otro lado de la valla…, pero des­de ambos lados. A los que viven al otro lado de la valla les parece más verde tu hierba. Realmente parece más verde y más fuerte, mejor. Este es el equívoco que provoca la distancia. Cuando te aproximas, empiezas a comprobar que no es así. Pero las personas guardan las distancias entre ellos. Incluso los amigos, hasta los amantes se mantienen a cierta distancia; demasiada proximidad podría resultar peligrosa, podrían entrever tu

realidad.

    Te han engañado desde el principio, de modo que, hagas lo que hagas, seguirás siendo desdichado. La naturaleza no entien­de de dinero, si no, el dinero crecería en los árboles. La naturale­za no entiende de dinero; el dinero no es más que una invención del hombre, útil pero peligrosa. Cuando ves a alguien que tiene mucho dinero piensas que quizá el dinero da la felicidad: «Fíjate en esa persona, parece muy feliz», por eso corre detrás del dine­ro. Hay alguien que tiene mejor salud, corre tras la salud. Si al­guien hace cualquier cosa y parece muy contento, síguele.

     Pero siempre son los demás, y la sociedad lo ha organizado de tal forma para que nunca te fijes en tu propio potencial. La desgracia es que no estás siendo tú mismo. Sé tú mismo y deja­rá de haber desdicha, competencia y preocupación porque los demás tengan más que tú.

    Si quieres que la hierba sea más verde no hace falta que mi­res al otro lado de la valla; puedes conseguir que la hierba sea más verde de este lado de la valla. Conseguirlo es muy sencillo. Pero estás mirando en todas las direcciones y todos los prados tienen buen aspecto, menos el tuyo.

    El hombre debe basarse en su propio potencial, sea cual sea, y nadie debería darle órdenes, guiarle. Deberían de ayudarle, vaya donde vaya o se convierta en lo que se convierta. Y enton­ces el mundo estará tan contento que no te lo podrás creer.

    Nunca he sentido descontento, ni siquiera en mi infancia, por la sencilla razón de que nunca he permitido que nadie me distrajera de lo que estaba haciendo o intentando ser. Eso me ha ayudado inmensamente. Ha sido difícil, las dificultades se han ido incrementando y ahora el mundo entero está en mi contra. Pero no me molesta. Soy completamente feliz, estoy contento. No puedo imaginarme que hubiese sido de otra manera. En cualquier otra situación habría sido desgraciado…

    El mundo está contra la individualidad. Está en contra de tu ser natural, de que seas simplemente.

Quiere que seas un robot, y como has aceptado serlo ahora tienes dificultades. No eres un robot. La intención de la natura­leza no era convertirte en un robot. Y por eso, como tu destino no era ése, estás permanentemente buscando: «¿Qué me falta?

    Quizá unos muebles mejores, unas cortinas mejores, una casa mejor, una esposa mejor, un trabajo mejor…» Lo intentas du­rante toda tu vida, corriendo de un sitio a otro. Pero la sociedad te ha confundido desde el primer momento.

    Mi esfuerzo consiste en que volváis a vuestro ser, y de re­pente os daréis cuenta de que ha desaparecido todo el descon­tento. No hay necesidad de ser más, ya eres suficiente. Todo el mundo es suficiente.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: