REFLEXIONES SELECTAS 4 BY OSHO

4 01 2007

""Los sacerdotes, que representan a la religión, no son sus amigos. Son sus mayores enemigos, porque la religión no nece­sita mediadores: entre tú y la existencia hay una relación directa. Lo único que tienes que aprender es cómo entender el idio­ma de la existencia. Tú conoces los idiomas de¡ hombre, pero no son los de la existencia.

La existencia conoce sólo un idioma, y es el del silencio.

Si tú también puedes estar en silencio serás capaz de enten­der la verdad, el significado de la vida, el significado de todo lo que existe. Y no hay nadie que lo pueda interpretar por ti. Todo el mundo lo tiene que encontrar por sí mismo, nadie puede ha­cer tu trabajo por ti. Pero eso es lo que los sacerdotes han esta­do haciendo durante siglos. Están interponiéndose como una muralla china entre tú y la existencia.

Hace sólo unos días, el Vaticano, el Papa, informó a todos los católicos: «Me vienen a contar, una y otra vez, que muchos cató­licos se están confesando directamente con Dios. No van al con­fesionario, al sacerdote. Declaro pecado el confesarse directa­mente con Dios. Os tenéis que confesar con el sacerdote; no podéis relacionaros directamente con Dios.»* ((*NOTA DE ZENDER: parece que increiblemente es cierto, la iglesia dice que no se deben confesar los pecados directamente a DIOS……))No dio ninguna ra­zón porque no hay ninguna razón, excepto que el sacerdote tie­ne que conservar su profesión; y además él es el sumo sacerdote.

Si la gente comienza a abordar la realidad sin que los dirija nadie, sin nadie que les diga lo que es bueno y lo que es malo, sin nadie que les dé un mapa para seguirlo, millones de perso­nas serán capaces de entender la existencia; porque nuestro lati­do es también el latido del universo, nuestra vida es parte de la vida de la totalidad. No somos extraños, no venimos de ningún otro lugar; estamos creciendo dentro de la existencia. Somos parte de ella, una parte esencial. Sólo tenemos que ser lo sufi­cientemente silenciosos para poder escuchar aquello que no se puede expresar con palabras: la música de la existencia, la in­mensa alegría de la existencia, la constante celebración de la existencia. En cuanto comienza a penetrar en nuestro corazón, llega la transformación.""

A menos que la religión se libere de las manos de los sacer­dotes, el mundo seguirá teniendo sólo una pseudo religión; no se volverá religioso. Y un mundo religioso no puede ser tan des­graciado: el mundo religioso deberá ser una constante celebra­ción.

Un hombre religioso no es nada más que puro éxtasis. Su co­razón está lleno de canciones. Todo su ser está listo para bailar en cualquier momento. Pero el sacerdote le ha arrebatado la búsqueda de la verdad: dice que no hay necesidad de buscar, ya ha sido encontrada, sólo tienes que tener fe.

El sacerdote ha hecho desgraciada a la gente, porque con­dena todos los placeres del mundo. Condena los placeres de este mundo para poder alabar los placeres del otro mundo. El otro mundo es una ficción. Y quiere que la humanidad sacrifique su realidad por una idea ficticia; y la gente se ha sacrificado.

By OSHO

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: